dijous, 14 de febrer de 2013

Alubias a la marroquí

Alubias a la marroquí

Mi colaboración mensual en Próxima salida...Marrakech
 
Las alubias son uno de los platos de invierno por excelencia en Marruecos. Es un plato sencillo y económico, pues sólo lleva alubias y especias, y se adapta hasta el infinito según el gusto de cada uno. Las podemos encontrar guisadas solas, como la receta de hoy, o bien con un poco de patata, zanahoria, pollo, ternera o merguez (salchichas especiadas). También el famoso cassoulet de alubias con patas de ternera o cordero (el plato preferido de mi marido junto con la r'fissa) parte de ésta misma receta. Da igual la versión, todas están buenísimas, sanas y fáciles de hacer.

Ingredientes

250 gramos de alubias en remojo desde el día anterior o bien un bote de alubias cocidas
1 cebolla picada
2 dientes de ajo picados
Un tomate grande rallado
1 cucharada sopera de tomate frito
Una o dos hojas de laurel
Media cucharadita de café de pimienta negra molida
Una cucharadita de café de jengibre molido
Una pizca de colorante (opcional)
Una cucharada sopera de perejil y cilantro picados
Sal
Aceite de oliva

Preparación

En una olla o cazuela, calentamos un poco de aceite de oliva y añadimos la cebolla y el ajo picados. Cocinamos unos cinco minutos hasta que la cebolla empiece a transparentar.

Añadimos el tomate rallado, la salsa de tomate, las especias y el laurel (la sal no). Cocemos unos diez o quince minutos a fuego medio, hasta que el tomate esté bastante hecho. La salsa habrá espesado un poco.

Incorporamos entonces las alubias escurridas y lavadas, añadimos agua hasta cubrirlas, tapamos y las dejamos hasta que estén casi en el punto. En una olla exprés tardarán de veinte a treinta minutos, y en una cazuela normal, de una hora a una hora y media.

Si utilizamos alubias ya cocidas, las escurriremos y lavaremos bien y las pondremos a la cazuela con la salsa de tomate. Añadiremos agua hasta medio cubrirlas (con vaso debería ser suficiente), les daremos un hervor y pasamos directamente a la última parte de la receta.

Cuando estén casi hechas, añadimos la sal, el perejil y cilantro picados. Removemos bien y acabamos la cocción. Si vemos que nos quedan demasiado caldosas, destapamos para que el exceso de agua se evapore.

Servimos con un buen aceite de oliva, un poco de harissa y un buen pan casero. Besaha wa raha, buen provecho!

9 comentaris:

  1. Quina recepta més gustosa!! Ha de ser molt bona. L'únic però que li trobe és el cilantre. A mi no m'agrada gens, però supose que es podrà preparar igualment sense posar-n'hi, veritat?
    Salutacions

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Francesc!
      I tant, això va al gust... Jo moltes vegades només hi poso julivert si no tinc coriandre, i si no t'agrada ni un ni l'altre, sense... és igualment deliciós!
      Una salutació,

      Elimina
  2. m'encanten els llegums...m'apunto la recepta!!! :-)

    ResponElimina
  3. Que rico plato se ve Las legumbre me encantan!!!. tan fáciles y tan apetecibles . Las próximas que haga les pongo cilantro que me encanta. Besos

    ResponElimina
  4. Un administrador del bloc ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  5. Perdoneu, he eliminat els últims comentaris per error!!! Ho sento!!!

    ResponElimina
  6. hola georgina ketal soc una dona marroquina ke visc aki a españa fa 16 anys i magradat molt el teu blog si nessesites algo mo dius

    ResponElimina
    Respostes
    1. hola!!!
      moltes gràcies!!! però necessito el teu mail per contactar amb tu ;) ... no tinc manera de contestar els anònims :D
      una abraçada,

      Elimina