dijous, 12 de juny de 2014

Sellou de ramadán


Mi colaboración mensual en Próxima salida... Marrakech

El sellou es uno de los dulces más característicos de Marruecos. Llamado también sfouf o zammita, comparte con las famosas chebakkias el honor de ser las dos delicias más representativas de ramadán. Aunque el sellou se prepara también para grandes ocasiones, como el nacimiento de un niño.

Hay incontables recetas de sellou -tantas que por esto hay tres denominaciones diferentes-, pero la base es siempre la harina tostada, las almendras, la miel y el aceite. A partir de aqui se le añaden gran variedad de frutos secos y especias, como el anís verde, canela, hinojo, cardamomo o nuez moscada. En todo caso, todas las variedades son tanto o más deliciosas unas que otras.

Es una receta muy fácil de hacer y con la ventaja de que no depende de cantidades fijas, poniendo un poco más o menos de algun ingrediente sale igualmente delicioso. Y se conserva bien durante mucho tiempo (excepto si añadís nueces, ya que se enrancian pronto).

Ingredientes

500 gramos de harina
250 gramos de sésamo tostado
250 gramos de almendras enteras y peladas
250 gramos de azúcar glacé
250 gramos de mantequilla
Unos 150 mililitros de miel
1 cucharada sopera de anís verde molido
1 cucharada sopera rasa de canela molida
Unas perlas de goma arábiga (meska horra en darija, facultativo)
1 pellizco de sal

Preparación

El día anterior, tostamos la harina en el horno a temperatura media o en una sartén en seco, revolviendo constantemente para que no se nos queme. Nos tomará una media hora. Debe quedar con un tono de café con leche, y debemos tener en cuenta que cuando le unamos el resto de ingredientes, el color se oscurecerá mucho.

También pelaremos las almendras si es el caso. Las ponemos en un cazo con agua, las llevamos a ebullición y apagamos el fuego. La piel se habrá reblandecido y saldrá fácilmente. Se remojarán un poco, pero dejándolas en un plato al aire se secarán solas.

Al día siguiente, freíremos las almendras en una sartén con aceite de girasol o bien las tostaremos al horno o en una sartén en seco, esto es a nuestro gusto. Una vez fritas o tostadas, les añadiremos el sésamo, reservando aproximadamente un cuarto del total. Picamos finamente. Añadimos el anís, la canela, el pellizco de sal y la meska horra y seguimos triturando.

Ponemos la mezcla en un gran plato y le añadimos el azúcar glacé. Aparte, de las almendras y sésamo reservado, guardamos unas cuantas almendras enteras para la decoración y trituramos el resto con el sésamo unos segundos, dejándolo con textura gruesa. Lo añadimos a la mezcla anterior de almendras, sésamo y azúcar.

Tamizamos la harina tostada y la añadimos a la mezcla de almendras y sésamo.

Fundimos la mantequilla y la añadimos a la mezcla junto con la miel. Mezclamos con las manos, deshaciendo los grumos. Ponemos la mantequilla poco a poco, pues según la cantidad que pongamos, nos quedará una mezcla más o menos compacta. En Marruecos se encuentra tanto la versión más compacta como la versión más granulada, con textura parecida a la arena de playa mojada.

Dejamos reposar al menos doce horas para que los sabores se asienten bien.

Podemos servirlo a la manera tradicional, en forma de pirámide decorada con almendras, o bien como cuando se sirve para las grandes ocasiones, en raciones individuales en una cápsula pequeña de papel o envuelto como si fueran pequeños caramelos... en cualquier presentación es igual de irresistible!

Besaha wa raha, buen provecho y muy feliz mes de ramadán!

12 comentaris:

  1. Mi cuñada lo hace igual. Me encanta

    ResponElimina
  2. ¡Olé! :D

    Qué bueno está (¡y cómo empacha!) jajajajja

    Bsaha!

    ResponElimina
  3. Ostres, quina sorpresa, el teu bloc! M'encanta el Marroc i la seva cuina! Seguiré les vostres receptes!

    cuinaigaudeix.blogspot.com

    ResponElimina
  4. Hola Georgina

    Muchas gracias por compartir con nosotras tales recetas exquisitas.

    Quisiera saber si sellou o sfouf pueden ser guardados largo tiempo despues de hacerse, si sí, donde seria en un taper? Y fuera o dentro de la nevera? En que ambiente?

    Saludos, ramadan mubarak

    ResponElimina
    Respostes
    1. Buenas!! Esto dicen, que se conserva perfectamente durante meses. El azúcar es un conservante natural.
      En casa dura un mes aproxidamente, y lo guardo en un taper a temperatura ambiente, pero también sé de quién lo pone en la nevera. Y supongo que si lo congelas también saldrá bueno, hay gente que congela el turrón de jijona, por lo cual...
      Besaha wa raha, ramadan moubarak :)

      Elimina
  5. Que dolç, te una pinta per llepar-se els dits.

    ResponElimina
  6. Me encantaría hacerlo, le tengo miedo...............un bico

    ResponElimina
    Respostes
    1. Roski, pues este es el dulce perfecto para iniciarte en la cocina marroquí, ya ves que sólo es tostar y moler, y siempre queda bien! Éxito asegurado 100%
      Puedes empezar por una pequeña cantidad y probar :)
      Un abrazo,

      Elimina
  7. Hola

    Ya he probado el sellou, y me ha gustado muucho.

    Gracias por compatir la receta Georgina.

    Un abrazo

    ResponElimina